La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) presentó este miércoles al país un acuerdo para un “gobierno de unidad nacional” cuyo candidato a presidente será escogido en comicios primarios, y el que resulte electo deberá renunciar a su derecho a la reelección inmediata.

El Compromiso Unitario para la Gobernabilidad fue leído ante la opinión pública por el diputado Henry Ramos Allup, en un acto en el cual estuvo acompañado por representantes de los partidos que integran la alianza opositora.

Cuando un país se decide a cambiar, no hay fuerza que pueda detenerlo. Por tanto, el cambio político en Venezuela no sólo es indetenible sino inminente. La Unidad Democrática, como representación política organizada de los demócratas venezolanos,  ante la certeza de la proximidad de un cambio en la dirección del país, ha llegado a un compromiso unitario para facilitar la gobernabilidad, la eficiencia y la estabilidad del venidero gobierno de unidad y reconstrucción nacional“, señala el principio del texto.

Ramos señaló que la “justicia social” es el objetivo “prioritario” del próximo gobierno, por lo cual lo primero en la agenda es la aplicación de un plan de atención Inmediata a la crisis humanitaria, con énfasis en alimentación (abastecimiento y precios) y salud (medicamentos y atención).

Los otros dos objetivos son el pleno ejercicio de la política y la libertad plena en todos los sentidos.

También se pondrá en marcha un plan “efectivo, profesional y contundente” para atacar el grave problema de la inseguridad, la violencia y la delincuencia desatadas, que incluya la depuración y saneamiento de los cuerpos policiales, incluida la Guardia Nacional.

Asimismo,  garantiza el desarme de todos los grupos paramilitares y el establecimiento de nuevos cuerpos de seguridad, los cuales no deben ser militantes de ningún partido político y que solo velarán por el bienestar del pueblo venezolano.

En lo político, la oposición ratificó su estrategia “única y medular seguida hasta ahora para lograr el cambio: civil, constitucional, democrática, electoral y pacífica”, continuó el expresidente de la Asamblea Nacional (Parlamento).

El documento manifiesta el compromiso sagrado de respetar a quienes piensan políticamente distinto, pues, esto constituye la base de pluralidad necesaria en un país“. Ramos mencionó que en este nuevo gobierno no habrá espacio para la persecución política, y que serán respetados todos los derechos establecidos en la Carta Magna a todos los ciudadanos que piensen distinto.

También dijo que todos los funcionarios que desempeñen cargos púbicos y hayan sido elegidos legítimamente, seguirán en sus cargos hasta que se venzan su períodos. Quienes no, o hayan irrespetado la Constitución u obstaculizado su cumplimiento, serán reemplazados por nuevos funcionarios designados por la Asamblea Nacional.

“Logrado el cambio y superado el actual régimen, el liderazgo democrático asume el compromiso de asegurar la gobernabilidad mediante la conformación de un gobierno de unidad y reconstrucción nacional, amplio, pluralista e incluyente”, aseveró Ramos.

El diputado informó que se mantiene el paro cívico convocado para este jueves y destacó que este viernes se realizará una sesión especial en la AN en la que se elegirán los próximos magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Al finalizar el acto, el primer vicepresidente de la AN, Freddy Guevara, informó que este sábado habrá una movilización en respaldo a los nuevos magistrados del TSJ electos por el Parlamento.

Fuente informativa:

http://www.caraotadigital.net

Anuncios