El ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, repudió las sanciones que impusiera más temprano el Departamento del Tesoro de Estados Unidos contra ocho funcionarios venezolanos, seis de ellos elegidos para la Asamblea Nacional Constituyente, y dijo que las mismas representan una “falta de respeto a nuestros asuntos internos”.

Arreaza calificó de “insólitos”  los correctivos en contra de estas personas e insistió en que Washington hace injerencia en los asuntos internos del país al querer penalizar, de forma “arbitraria” a aquellos “ciudadanos del mundo que buscan organizar” los procesos de paz.

A juicio del canciller, la inclusión del ex ministro de Cultura, Adán Chávez, dentro de la lista, quiere decir que buscan sancionarlos por su afinidad con el fallecido Hugo Chávez.

“Estados Unidos no respeta criterios, ni el derecho internacional ni la democracia y tratan de bloquearla. Y hacen este todo de absurdos y quedan en ridículo ante el mundo. Venezuela no puede ser sancionada por nada ni por nadie (…) No reconocemos sanción contra Venezuela”, señaló.

Declaración de Lima

Jorge Arreaza indicó que fueron convocados embajadores y encargados de negocios de 11 de los 17 países que firmaron este martes “el error histórico” de la Declaración de Lima, con lo que según su opinión, “trataron de acorralar a Venezuela para intentar desconocer el ordenamiento jurídico y legitimidad de la Asamblea Nacional Constituyente y generar  una conjura contra el Gobierno”.

Señaló que la presidenta de la ANC, la ex canciller Delcy Rodríguez, los “acompañó” en varias reuniones en donde se les envió a sus naciones “el más absoluto repudio” a esos “sub grupos de la OEA” que buscan “agredir la soberanía”.

Los exhortaron a evitar seguir el lineamiento de la política exterior de EEUU y que consideraran a la otra parte de la población “que desconocen”, que son los que votaron a favor de la ANC.

Insistió en la propuesta del presidente Nicolás Maduro de poder debatir en una “gran reunión en el marco de la Comunicad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac)” estos temas  y reconstruir el diálogo latinoamericano, con lo que se podrían rescatar los niveles de tolerancia.

“La información fue recibida con beneplácito por varios de ellos”, dijo.

Junto a esto, aseveró que los representantes de esas 11 naciones “reconocieron que Venezuela está en paz desde el 30 de julio. Aunque no lo hagan internacionalmente, pero lo hicieron aquí”.

Fuente informativa:

http://elestimulo.com

Anuncios