El gobernador de Miranda, Henrique Capriles, sostuvo que el gobierno no está en República Dominicana por “vocación democrática”, sino porque tiene “el sol en la espalda”, aunado a un escenario económico “explosivo”. Destacó.

“Soy poco optimista con el gobierno, por su actitud reiterativa de atropellar e irrespetar la Constitución y los derechos de los venezolanos”, dijo al señalar que para que el país tenga “expectativas” en esta nueva jornada de diálogo entre el régimen y la oposición, debe existir un acompañamiento internacional que incluya a la O.N.U., la iglesia, Unión Europea y gobiernos democráticos de América Latina.

“Ese proceso para que sea exitoso y el país lo pueda percibir como algo serio, debe tener un acompañamiento internacional que no es Zapatero, porque él está ahí como un actor. En Venezuela siempre aplicamos ese dicho de ‘ver para creer’”, dijo.

Sostuvo que Maduro al no tener “apoyo” en la comunidad internacional y sin acceso a nuevos financiamientos, se vio “obligado” a ir a este nuevo proceso de negociación.

“Los países democráticos del mundo ya tienen una posición firme con la dictadura de Maduro; y sus aliados, que son Rusia y China, ya le hablan de que en Venezuela se respete la Constitución y exista un camino democrático”, expresó.

Capriles llamó a no perder la perspectiva en el rescate de la democracia en el país. “Vienen las elecciones regionales que serán un obstáculo más que vamos a vencer. Tenemos varios escenarios de lucha y en todos tenemos que estar”.

En ese sentido, catalogó de ambiguo el llamado a elecciones regionales del gobierno, ya a su juicio los representantes del Ejecutivo nacional no creen en las gobernaciones y por el contrario apuestan a un Estado centralizado, por lo que se preguntó: “¿para qué se postulan? Todo es un engaño, una farsa”.

Fuente informativa:

http://elnuevopais.net

Anuncios