El mayor general Hebert García Plaza reveló este viernes que en una conversación con el presidente Nicolás Maduro, este le ordenó dar prioridad a la distribución de alimentos en parroquias “simpatizantes” al régimen ya que “no había comida para todos“. La aseveración la hizo el exviceministro de Defensa al intervenir en el segundo día de audiencias que realiza la OEA para establecer si en Venezuela se han cometido delitos de lesa humanidad por parte del Gobierno.

García Plaza utilizó el término “parroquias políticamente priorizadas” para referirse a las zonas poblacionales a las cuales se debía dar preferencia en la distribución de alimentos. Aseguró que tuvo contacto directo con el presidente Maduro, con quien tuvo diferencias sobre el tema, pues para el militar era más importante distribuir los alimentos en lugares identificados por las estadísticas como zonas de pobreza, y pobreza extrema, a lo que el presidente le respondió que “no había comida suficiente para todos”. 

Denunció que la creación del carnet de la patria fue para “supervisar” el acceso de derechos de salud y alimentación. “Es un perverso instrumento de manipulación”, comentó.

Sobre el Plan Zamora explicó que se trata de un plan de defensa militar que se activó en abril de 2017, cuando comenzaron las protestas ciudadanas antigubernamentales, a pesar de que no se puede activar a menos de que la soberanía territorial esté en peligro o bajo las premisas establecidas en la Constitución. Este plan clasifica a personas “de amenaza interna y de enemigo“.

De acuerdo a la Constitución no se debería aplicar el uso de la fuerza o de armas de fuego” contra la población, explicó el mayor general.

García Plaza salió del país ante los indicios de que el presidente iba a abrirle un proceso judicial en su contra, por su “posición contraria” a las decisiones gubernamentales.

Luis Moreno Ocampo, el exfiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) que dirige la investigación sobre Venezuela en el seno de la Organización de Estados Americanos, informó que en la audiencia de este viernes, las cuales se llevan a cabo en el Salón de las Américas, rendirían sus testimonios tres testigos militares.

El primero en hacerlo fue capitán retirado Igor Nieto Buitrago, quien denunció irregularidades en procesos electorales entre 2003 y 2005, razón por la cual fue “perseguido” por el régimen, lo que lo llevó a salir del paìs en 2015.

En 2014 tuve un atentado en mi casa. Efectuaron unos disparos a mi vivienda. Hice la denuncia pero nadie investigó nada. Luego recibí una llamada amenazándome y amenazando a mi familia y nadie me dio protección ni seguridad, por lo que decidí venirme a Estados Unidos en 2015“, contó.

El teniente coronel José Gustavo Arocha fue el segundo en tomar la palabra. Denunció que estuvo seis meses preso, la mayor parte del tiempo en la “Tumba”, como se conoce a uno de los centros de detención del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin). Aseguró que el fiscal que llevaba su caso le decía que estaba esperando instrucciones de la fiscal Luisa Ortega Díaz para ver qué iban a hacer con él.

Me sacaban para decirme que tenía que colaborar con ellos. Allí uno en realidad está muerto en vida, nadie se comunicaba conmigo, estaban conscientes de que en el lugar donde estaba, las personas pueden intentar suicidarse, por lo que no me daban ni cubiertos.  Ellos querían que les diera información de Antonio Ledezma y María Corina Machado. Estaban obsesionados con ellos“.

Fuente informativa:

http://www.caraotadigital.net

 

Anuncios