El abogado José Manuel Simons, director jurídico de la organización Venezuela Igualitaria, destacó la falta de formación que existe en los medios de comunicación para el reconocimiento y respeto de la comunidad Lgbti (lesbianas, homosexuales, bisexuales, transexuales e intersexuales).

“Hay algunos medios que reconocen el tema y que lo defienden, y hay otros que sencillamente no tienen formación respecto al tema” destacó Simons en una entrevista exclusiva para Caraota Digital.

Detalló que las comunidades, conjuntamente con varios activistas, interpusieron cartas ante la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) para que evaluara el contenido al respecto que difunden los medios de comunicación, “especialmente los personajes o chistes burlistas y despectivos que estigmatizan a la comunidad Lgbti. Conatel evaluó programas y estableció que habían aspectos prejuiciosos”.

En estas mesas de debate “también se denunciaron las expresiones usadas por el presidente Nicolás Maduro, por Iris Varela, Pedro Carreño y programas como Zurda Konducta. Basado en estos casos el organismo estableció un exhorto para evaluar los contenidos”.

Respecto a la sanción impuesta por Conatel contra el programa radial “Calma Pueblo”, ante los comentarios  discriminatorios sobre la orientación sexual de un menor de edad, Simons recalcó que “evidentemente fue un error inexcusable, porque para la sociedad sigue siendo mal visto la comunidad gay. Capaz no quería ofender a una persona, pero lo hizo. No es lo mismo que lo haga una persona en la calle a que lo haga en un programa de radio”.

Pero alertó, como abogado, que la sanción impuesta por Conatel de cerrar el programa fue “arbitraria”. “Desde mi punto de vista fue arbitraria pues no se respetó el debido proceso. La sanción en primer lugar debió ser personal porque si no, vulnera el derecho al trabajo de los otros profesionales. Se pudo suspender de manera momentánea la participación de la periodista e incluso imponerle una multa. No existe fundamento legal tipificado sobre los discursos de odio por orientación sexual”.

Matrimonio igualitario y familias homoparentales

Simons alertó que continúan las presiones de la comunidad Lgbti para el reconocimiento del matrimonio entre personas del mismo sexo. Todavía reposan algunos amparos esperando que la Asamblea Nacional (AN) y el POder Judicial lo discutan.

Todavía reposan algunas solicitudes, como por ejemplo el articulo 44 del derecho civil donde solo se habla del matrimonio entre un hombre y una mujer. Pedimos que se anule o se modifique para que permita el matrimonio entre dos personas sin tomar en cuenta su orientación sexual”, destacó.

En cuanto a las familias homoparentales, detalló que en Venezuela ya existe el derecho a que los hijos “tengan dos papás o dos mamas, y queremos que esas familias tengan derecho a casarse y tengan reconocimiento constitucionalmente”.

Fuente informativa:

http://www.caraotadigital.net

 

Anuncios