La medida se estableció desde ayer en Táchira, Trujillo, Mérida, Portuguesa, Barinas y Apure, donde han sido constantes los apagones de varias horas.

El gobierno comenzó a aplicar desde ayer un plan de racionamiento eléctrico de cuatro horas diarias en seis estados. Justificó la medida por la supuesta  disminución de los niveles de agua en las represas Leonardo Ruiz Pineda, La Vueltosa y Peña Larga, que habitualmente generan más de 500 megavatios para esa región del país.

La Corporación Eléctrica Nacional informó progresivamente sobre la decisión en su cuenta de Twitter. Los primeros en recibir la noticia fueron los tachirenses: “A los habitantes del estado Táchira se les notifica que debido a la disminución de los niveles de agua en las represas del suroccidente se aplicará un plan de administración de carga a partir del 15 de marzo, con duración de cuatro horas diarias”. La medida luego se extendió a Mérida, Trujillo, Portuguesa, Barinas y Apure.

Desde el viernes pasado han sido constantes los apagones de varias horas en esas entidades, lo que ha generado protestas sobre todo en Mérida, Trujillo y Barinas. Ayer los vecinos del sector La Hechicera, en el norte de la capital merideña, manifestaron por los cortes de luz y las fallas en el suministro de agua y de las telecomunicaciones, informó el diputado a la Asamblea Nacional Carlos Paparoni, en su cuenta de Twitter.

El ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, recorrió el miércoles los principales embalses de Táchira y Mérida, y aseguró que ha disminuido la capacidad de generación por los bajos niveles de agua. “De los 1.100 megavatios que deberíamos estar generando, solo estamos generando 150. Esa es la razón por la que están sucediendo estas interrupciones impredecibles del servicio”, sostuvo.

En la inspección, el ministro de Ecosocialismo y Aguas, Ramón Velásquez, afirmó que las lluvias en la zona han estado “por debajo del promedio” desde octubre pasado.

El ex vicepresidente de La Electricidad de Caracas Iñaki Rousse declaró a AFP que las fallas se producen por la falta de mantenimiento del sistema y de una gerencia calificada. Añadió que más de 70% de las plantas térmicas del país están fuera de servicio, por lo que le sobreexigen a la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, la principal en el sur del país. “Los sistemas de transmisión de esa central son viejos y ahora se les pide enviar más energía de la que pueden”, indicó.

Ciudadanos afectados. Evelin Contreras, jefe de Mantenimiento y Seguridad de un centro médico privado en San Cristóbal, dijo que Corpoelec debió consultar al sector salud sobre los horarios en que sería conveniente aplicar el corte para que no afectara los servicios ni los equipos.

“Durante todo el día hay bajas y altas del voltaje y los equipos y la planta eléctrica se ven afectados. Si se tiene que hacer un racionamiento se hace, pero debieron consultar”, expresó. A diario en el centro de salud suspenden el suministro eléctrico de 8:30 am a 1:00 pm o de 12:30 pm a 5:00 pm.

José Novoa tenía que comprar tobramicina, ciprofloxacina y diclofenac potásico para su padre, pero en cuatro farmacias de San Cristóbal donde consiguió alguno de los medicamentos no pudo comprarlo debido a que los puntos de venta no funcionaban. “Pueblo Nuevo-La Popita debería tener electricidad y no hay”.

Estudiantes y profesores también se han visto perjudicados. La ONG Aula Abierta Venezuela señaló en un comunicado que las interrupciones del servicio en las universidades ocasionan que “los estudiantes no puedan recibir clases y se vulnere el derecho a la educación de calidad”.

El presidente Nicolás Maduro ordenó el 24 de febrero a la FANB activar un plan especial contra una “guerra al sistema eléctrico”, dos días después de un apagón en amplias zonas del oeste del país. El 6 de febrero sectores del Distrito Capital, Miranda y Vargas se quedaron sin energía eléctrica por tres horas. Lo mismo ocurrió el 2 de febrero en la capital y cinco entidades.

La diputada de la Asamblea Nora Bracho señaló que el problema eléctrico ya se está sintiendo en Caracas. “El gobierno ya no puede mantener la mentira y culpar a los animales o al clima por su incapacidad para dirigir políticas serias destinadas a generar y distribuir de manera eficiente la energía eléctrica”, afirmó.

El dato

Habitantes del estado Miranda volvieron a sufrir los cortes de luz. En el municipio Los Salias, los sectores Casco Central, Casco Central San Diego, El Limón, Colinas San Antonio, El Prado, Guaimare y Guareguarito se vieron afectados por una “una avería en el circuito San Antonio”, informó la Corporación Eléctrica Nacional en su cuenta oficial de Twitter.

Fuente informativa:

http://www.el-nacional.com

Anuncios