Un punto valioso para los criollos dada las circunstancias del mismo, ahora a cambiar el chip y pensar en el partido siguiente que será ante los anfitriones del torneo.

Venezuela inició su andar en la Copa América igualando sin goles ante Perú en un partido donde los protagonistas fueron el VAR y Wuilker Faríñez, duelo que además los criollos terminaron jugando con diez debido a la expulsión de Luis Mago.

Un partido atipico en el cual la esférica estuvo dividida, la iniciativa estuvo ausente en la Arena do Gremio donde no hubo muchas ocasiones de peligro en la primera mitad. Ambos equipos se cuidaron mucho desde la zona defensiva algo que se palpaba desde la previa, puesto que era un duelo directo para peruanos y venezolanos con respecto a su pase a la siguiente ronda.

La Vinotinto fue quien sacó petróleo de este empate en el cual la figura fue Faríñez sin duda alguna dictando un recital de atajadas felinas como ya nos tiene acostumbrados, más los dos goles anulados por el VAR. Un punto muy valioso para este debut dubitativo de los pupilos de Dudamel que ahora se medirán el martes ante Brasil.

La primera intervención del VAR llegó en el minuto 6 cuando Perú se puso en ventaja con un gol de Christofer Gonzáles, pero que fue anulado después de que consultase el video arbitraje que alertó sobre un fuera de juego de en la jugada previa.

Luego, al 63 el VAR volvió a relucir de manera correcta para evitar que Perú abrirá el marcador de nuevo por una posición adelantada.

Faríñez fue quien finalmente cerró el partido haciendo una salvada monumental evitando la caída de su arco, momento épico cuando el guardameta salvó el balón “in extremis” en ese instante ya Venezuela estaba con un hombre menos debido a la expulsión de Mago y con un Perú encimado al ataque.

Fue un resultado positivo para los criollos dadas las circunstancias pero contra Brasil se debe cambiar el chip y proponer algo más en la zona ofensiva.

Fuente informativa:

http://www.liderendeportes.com

Anuncios